El aspartamo es un edulcorante no calórico. El aspartamo se obtiene sintéticamente y es el sustituto del azúcar más comunmente utilizado en todo el mundo. Se puede encontrar en más de 5.000 productos diferentes de todo el mundo (como refrescos, yogures, dulces, goma de mascar, etc.) El aspartamo forma parte, junto a otros edulcorantes, del grupo de sustitutos del azúcar sometido a pruebas más exhaustivas y cuenta con un perfil de seguridad excelente. La seguridad del aspartamo y otros edulcorantes ha sido evaluada por las instituciones reguladoras a nivel mundial. Las autoridades confían en las estimaciones de seguridad de los asesores científicos independientes como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), la agencia americana de alimentos y medicamentos (US FDA) y el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA).