Algunas bebidas energéticas se endulzan con azúcar, (que proporciona energía calórica), pero también hay otras opciones sin azúcar disponibles. Las bebidas energéticas sin azúcar y, por lo tanto, bajas en calorías o sin calorías, se suelen endulzar con edulcorantes como el aspartamo.

Las bebidas energéticas sin azúcar pueden contener un solo edulcorante o una combinación de varios (por ejemplo, aspartamo, acesulfamo-K, sucralosa). Estos edulcorantes son los sustitutos del azúcar más sometidos a pruebas y utilizados en todo el mundo y cuentan con un perfil de seguridad excepcional. Numerosos estudios demuestran que el uso de estas sustancias es seguro.

Así ha sido evaluado por las instituciones reguladoras de todo el mundo (por ejemplo, la Food and Drug Administration de EE. UU. (US FDA). Las autoridades se basan para ello en las evaluaciones de seguridad llevadas a cabo por organismos asesores independientes como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), la agencia americana de alimentos y medicamentos (US FDA) y el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA).