Las bebidas energéticas son bebidas no alcohólicas. A pesar de su propósito, principalmente funcional, algunos consumidores mezclan las bebidas energéticas con bebidas alcohólicas. Esto ha ocurrido durante décadas, si no siglos, en que las bebidas alcohólicas se han mezclado con cola, refrescos, tónica, soda, ginger ale y todo tipo de zumos de fruta

No existe un argumento científico para no mezclar bebidas energéticas con alcohol, siempre que se sea consciente de que un consumo de alcohol excesivo e irresponsable tiene consecuencias no deseables en el cuerpo humano y el comportamiento y de que esto viene causado por el alcohol, no por la bebida sin alcohol utilizada para mezclar, ya sea cola, zumo de naranja, tónica o una bebida energética

No hay nada que indique que las bebidas energéticas causen ningún efecto especial (negativo o positivo) relacionado con el consumo de alcohol. Esto ha sido confirmado por el Comité británico de toxicidad (Committee on Toxicity) del Gobierno británico (2012), que llegó a la conclusión de que “las pruebas disponibles actualmente no apuntan a una interacción nociva toxicológica, o relacionada con el comportamiento, entre la cafeína y el alcohol”. Más recientemente, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, 2015) también llegó a la conclusión de que, basándose en evidencias científicas disponibles, no existe una interacción nociva entre alcohol y cafeína procedente de cualquier fuente de la dieta, incluyendo las bebidas energéticas.

Para asumir un papel preventivo y responsable en el debate sobre las bebidas energéticas y el alcohol, los miembros de la EDE se comprometen en su código de buenas prácticas a cumplir las siguientes normas en relación con la venta y comercialización de bebidas energéticas:

  • Las etiquetas de las bebidas energéticas no hacen publicidad de la mezcla con alcohol.
  • Los miembros de EDE no sostienen que el consumo de alcohol en combinación con bebidas energéticas haga disminuir los efectos del alcohol.
  • Los miembros de EDE no venden bebidas que sean una mezcla de bebidas energéticas y alcohol. La denominación de las bebidas que contienen mezclas con alcohol como “Energy Drink” conduce a error.