El sobrepeso y dila obesidad se definen como la acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. La causa fundamental de la obesidad y el sobrepeso es el desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas” (Organización Mundial de la Salud, OMS). También los factores genéticos determinan la aparición de la obesidad. El sobrepeso y la obesidad pueden derivar en otros problemas de salud como enfermedades cardiovasculares, diabetes o efectos psicológicos.

Los refrescos y las bebidas energéticas no son responsables del sobrepeso. Aportan menos del 3% de las calorías en una dieta diaria media en Europa.

El sobrepeso y la obesidad, así como las consecuencias que conllevan para la salud, se pueden evitar en gran medida con una elección sana de alimentos y una actividad física regular. Los nutricionistas están de acuerdo en que es importante consumir alimentos y bebidas procedentes de fuentes muy diversas y de forma moderada. Por supuesto, esto también es válido para las bebidas energéticas, que deben formar parte de una dieta equilibrada y variada, así como de un estilo de vida sano. Por ello es recomendable, como en el caso de cualquier otro alimento, consumir bebidas energéticas de forma moderada.