Además del ejercicio físico y un estilo de vida sano, la dieta diaria es un aspecto importante en el control de peso. En una dieta equilibrada las bebidas energéticas aportan solo una pequeña cantidad de la ingesta total de calorías. Las personas que desean mantener o reducir su peso suelen elegir alimentos bajos en calorías. Muchos fabricantes de bebidas energéticas ofrecen variantes sin azúcar para satisfacer los deseos de los consumidores con productos bajos en calorías. En esas bebidas energéticas se sustituye el azúcar por edulcorantes como aspartamo para reducir el valor calórico. El valor calórico real de una bebida energética se indica en la sección de valores nutricionales que se encuentra en el producto, de modo que los consumidores que se preocupan por su peso pueden elegir qué producto es el más adecuado para ellos.