Muchas personas de todo el mundo consumen bebidas energéticas y otros productos que contienen cafeína. Para evitar un consumo excesivo de cafeína es necesario familiarizarse con las numerosas fuentes de cafeína existentes, leer las etiquetas de los productos y disfrutar de los productos con cafeína de forma moderada.