Los riñones son un par de órganos que eliminan productos de “desecho”, como por ejemplo productos del metabolismo humano que ya no se necesitan y se evacuan del cuerpo de forma natural a través de la orina. Una persona puede perder hasta el 90 % de su función renal sin desarrollar síntomas o sufrir problemas. Un daño renal puede deberse a muchas causas, por ejemplo una enfermedad o el contacto con sustancias nocivas que conllevan una serie de complicaciones. Los minerales que contiene la orina pueden acumularse y formar cristales sólidos en el riñón, también conocidos como “piedras del riñón”. Normalmente las piedras del riñón se pueden expulsar del cuerpo a través de la orina sin dar síntomas, sin embargo las piedras grandes pueden bloquear el flujo de orina, lo que puede conllevar un dolor considerable.

Las bebidas energéticas están clasificadas como alimentos normales, sus ingredientes son seguros y están presentes en la naturaleza. El consumo seguro de estos ingredientes ha sido confirmado en todo el mundo por las autoridades sanitarias. Todos los ingredientes de las bebidas energéticas se indican en la etiqueta del producto.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), una autoridad independiente responsable de evaluar los riesgos relacionados con la seguridad de alimentos y piensos en la Unión Europea, llegó a la conclusión en su informe del año 2009 de que la aparición de interacciones acumulativas entre la taurina y la cafeína en relación con efectos diuréticos (es decir, la pérdida de agua y sodio del cuerpo) es improbable. En mayo de 2015, esto ha sido confirmado por la EFSA en su informe científico sobre la seguridad de la cafeína.